Ideas para reuniones de maestros de escuela dominical

Les presentamos algunas ideas prácticas para reuniones de maestros de escuela dominical u otros ministerios.
Ideas para reuniones de maestros de escuela dominical

En muchas ocasiones los maestros de escuela dominical no asisten a las reuniones debido a que las consideran aburridas, sin sentido, siempre iguales. ¿Cómo cambiar eso?

Los maestros dicen ¿Qué hacer?

  1. «Otra reunión» A veces el término «reunión» crea anticuerpos. Podríamos cambiarle el nombre. ¿Qué tal «Noche de encuentro»? Usemos la imaginación y pensemos en algo llamativo.
  2. «No me interesa» Evaluemos y descubramos las áreas de necesidad y de interés entre los maestros. Usemos nuestro tiempo juntos para crecer y para escucharnos.
  3. «¿Para qué?» No nos reunamos solamente por costumbre. Si la reunión no tiene un propósito claro y bien definido, elimínela. Es mejor tener menos reuniones pero cada una con un contenido más rico para todos.
  4. Propongámonos una meta semestral o anual y escojamos un título que refleje dicha meta. Por ejemplo, si tenemos problemas con la unidad del grupo, podríamos proponernos como meta llegar a ser un equipo de trabajo. Nuestras reuniones para ese semestre o año se podrían llamar «Trabajando en equipo» y todas irían orientadas a conseguir la meta propuesta.
  5. «Tanta improvisación» Planifiquemos bien y con tiempo. Las buenas reuniones no se improvisan.
  6. «Siempre lo mismo» Recordemos que la variedad motiva. La reunión puede incluir oración unos por otros, cantos nuevos, juegos, competencias, dramas, así como charlas o trabajo en grupos. Seamos creativos.
  7. «Ya lo sabemos todo» Motivar a los maestros a seguir aprendiendo es muy importante. Las reuniones podrían utilizarse para estudiar un libro juntos como parte de nuestro crecimiento. Por ejemplo, Enseñando para cambiar vidas de Howard Hendriks (Editorial UNILIT), es un libro excelente que trae una guía para el estudio en grupos.
  8. «No tiene que ver conmigo» Evitemos tratar temas personales. Que la reunión sea de interés para todos y no un asunto dirigido a un solo maestro. Este asunto se podría tratar aparte con el maestro interesado.
  9. «No tenemos tiempo» No hagamos demasiadas reuniones y procuremos que las que tengamos no sean demasiado largas. Si necesitamos tiempo para ampliar un tema, planeemos un par de talleres al año.
  10. «Siempre la misma persona» Delegue el programa de una reunión a algunos de los maestros o a un departamento. Cuando la gente tiene la oportunidad de participar se siente más identificada con la reunión y con su propósito.

©Apuntes Pastorales Volumen XX – Número 1. Todos los derechos reservados.

  • Enviar a un amigoEnviar a un amigo
  • printImprimir
1 Comentarios
Edilma Rosa
Bueno, creo que si es verdad, a veces las reuniones son aburridas, monotonas, seia bueno el cambio del nombre y de metodologia, que sean animadas, comportarnos como niños o algo asi.
Escrito el 05 Enero, 2012
Boletines y Revista en su e-mail GRATIS!

por Tony Evans
El destino de cada hombre, el sueño de cada mujer (Enfoque a la Familia)
Comentario: Escucha por Vida- La fuente principal en el internet para escuchar Audio Cristiano. Escu...
Una estación de Kairos Radio Netcomm of Puerto Rico con base y cristocentrica.
Programa de Estudios Bíblico Teológicos para la Iglesia con base en los textos de SEAN...
Contamos con una vasta selección de libros, Biblias, música, regalos y productos de niños.
DesarrolloCristiano.com es un servicio de Desarrollo Crisitiano Internacional. Copyright 2008, todos los derechos reservados. Solicite mas informacion a info@desarrollocristiano.com