Soy pastor de jóvenes, ¿cómo logro reuniones exitosas?

Para que las reuniones de jóvenes tengan un verdadero éxito deben basarse necesariamente en las relaciones significativas.
Soy pastor de jóvenes, ¿cómo logro reuniones exitosas?

En mi opinión, el camino al éxito debe resumirse en una palabra y en un sinnúmero de eventos entorno a ella: RELACIONES + predicación de la Palabra, música, actividades, juegos, dinámicas, eventos, rap, hip hop, danza, conciertos y todas las «ocurrencias santas» que busquen y fomenten las relaciones entre los jóvenes a fin de que Cristo sea formado en ellos.

La base de cada reunión deben ser las relaciones, es decir, acercarme y conocer a la gente a la cual le predicamos. Porque algo es seguro, es satisfactorio predicar desde el púlpito, pero los que escuchan lo ven a uno, incluso, diferente, como esperando algo; y esto es precisamente el punto crítico. ¡Ellos esperan algo!, más bien diría ¡ellos esperan todo. Esperan que tengamos todas las respuestas, que tengamos los brazos dispuestos a abrazarlos y los oídos prestos a escucharlos, y el tiempo para amarlos. El ejercicio del amor era el concepto que Jesús tenía del discipulado: «¡en esto conocerán que son mis discípulos, en que se amen unos a otros!»

Cualquier pastor de jóvenes en el mundo que trabaje en las relaciones significativas con sus muchachos tendrá éxito. Porque habrá cumplido el mandamiento de amar y en esto se resume la Ley del Señor; en que lo amemos a él y al prójimo como nos amamos a nosotros mismos. ¿Se da cuenta?, debemos amar al prójimo (a nuestros jóvenes) como nos amamos a nosotros mismos. Don Bosco decía: «¡No hay jóvenes malos, solo hay jóvenes que no saben hacer lo bueno y alguien tiene que decírselos!» Ese alguien eres tú y soy yo; pero no solo desde el púlpito, sino con un abrazo, con una salida a comer, con una sonrisa, con nuestro tiempo, con nuestra vida; porque no hay mayor amor que este; que un hombre ponga la vida por su amigo.

Es cierto, el cansancio llega cuando no vemos los frutos de nuestro trabajo. Algunos han orado, ayunado e incluso han creado grandes estructuras para desarrollar el ministerio juvenil en su congregación, pero pareciera como que va para atrás. Ven a sus muchachos caer, pecar, hablar feo, asistir fielmente unos meses al grupo de jóvenes y luego «congregarse» en algún bar de la ciudad. Entonces muchos nos preguntamos ¿qué hicimos mal?, ¿qué me faltó decir para que él no se apartara del Señor?

Lo cierto es que todos queremos que nuestras reuniones estén llenas de personas, pero los números elevados no aseguran el éxito, ni mucho menos son garantía de que los chicos hayan conocido a Jesús como Señor y Salvador. Recuerde que también llenan estadios Luis Miguel y Jennifer López.

Permítame ilustrar este principio con la siguiente anécdota: En cierta ocasión un hombre sintió la necesidad de trabajar muy duro. Así que compró una pala y comenzó a cavar un hueco en el tierra, en el terreno posterior de su casa. Ya había trabajado por más de seis horas cuando descubrió que había hecho más de diez huecos enormes… Se sentó y los miró… Nuevamente tomó su pala y comenzó a rellenarlos con la tierra que de ellos había sacado.

Este hombre quería trabajar duro y le aseguro que lo logró. «Trabajó duro pero no sabiamente», pues… ¿de qué le sirvió abrir y rellenar huecos? Lamentablemente en nuestros ministerios juveniles en ciertas ocasiones procedemos igual: «abrimos y rellenamos huecos», y ¡claro¡, viene el cansancio pero no los frutos.

Por ello, permítame darle algunos consejos para sus reuniones a fin de que tenga éxito en ellas y no se llegue a cansar sin haber obtenido el fruto buscado.

Los diez mandamientos para reuniones de éxito:

1. Nunca pierdas el norte. Ni las ovejas que pastoreas son tuyas ni son más importantes que Dios. Recuerda que el éxito radica en tu cercanía personal con Jesús mismo. Cuida tu preparación espiritual antes de cada reunión en la semana, tu vida devocional y tu fuego encendido. Sigue el consejo de Pablo a Timoteo: «¡Cuídate de ti mismo!» A veces nuestro peor enemigo solemos ser nosotros mismos. Debes mantenerte «aterrizado» y no alces vuelo, sino deja que el que crezca siempre sea Jesús.

2. No seas llanero solitario. En el Reino de Dios no existen los llaneros solitarios, por ello busca, capacita, desarrolla y ayuda a crecer a tu grupo de trabajo, «el equipo». Contágialos de tu corazón y del sueño de Dios, así ellos serán tus colaboradores en el camino de transformar vidas. Escoge a los que tengan sensibilidad a las necesidades de los chicos y estén dispuestos a aprender… de ser posible mejores que tú mismo en ese sentido.

3. Segmenta la juventud. No pretendas congregar en una sola reunión a jóvenes de diferentes edades. Pues de lo contrario no te permitirá apuntar a necesidades específicas, y por otro lado, las relaciones generalmente se fomentan entre personas de edades similares. Trabaja con la juventud por edades con programas adecuados para cada edad.

4. Edifica relaciones significativas. Como lo he explicado, es el punto medular del trabajo con jóvenes. Acércateles, escúchalos, aconséjalos, vive con ellos de tal forma que puedas conocer su corazón y ellos el tuyo. En resumen, ámalos.

5. Prefiere la presencia que cambia versus las actividades que atraen. Busca más la presencia de Dios que las actividades. Si bien es cierto que algunas actividades son buenas, muchas veces lo que evidencian es la falta del control de Dios en nuestras vidas.

6. Realiza reuniones para inconversos. Con esto me refiero a la «evangelización estratégica». Los jóvenes que por primera vez llegan a nuestras reuniones no saben nada sobre adoración ni alabanza, mucho menos de ofrendas y del don de lenguas. Por eso la necesidad de diseñar reuniones en las que la liturgia evangélica, en su máxima expresión, le dé paso a lo conservador y sencillo. Por ejemplo, un par de canciones estarían bien. Eso sí, canciones cuyo contenido ellos puedan entender, pues, si cantan «Señor, llévame a tus atrios, al lugar santo…», ellos no tienen ninguna noción de qué son «atrios», menos el «lugar santo», Cantar sin que ellos entiendan los hace sentir desorientados sin saber qué están haciendo ahí, menos si el tiempo de cantar se extiende por dos horas. No hagas como algunos que para colmo asustan a los invitados, pues escogen esas prédicas que citan: «Arrepentíos generación de víboras…». Si no salen arrastrándose al final de la reunión, por lo menos, no entendieron nada. ¿Piense por un momento en lo que a usted, siendo joven, le hubiera gustado escuchar en su primera visita a una iglesia cristiana?

7. Capacita botones. Este es un punto vital. Mantenga siempre en la entrada de su iglesia un grupo capacitado en servicio al cliente (como los botones en los hoteles o los cajeros en McDonald`s), para que reciban a los jóvenes invitados o a los miembros con amor, sabiduría, sonrisas y amabilidad. Esto muestra que nos importan, que nos interesan. Desarrolle todo un plan de consolidación para retenerlos.

8. Combine con equilibrio los elementos de la reunión. Nunca se vaya a los extremos. Ni es bueno cuatro horas de música ni tres continuas de predicación, mucho menos reuniones de solo actividades en las que está ausente la enseñanza y la adoración. Ore siempre a Dios porque él es el dador de los sueños y por supuesto de las estrategias para cumplirlos.

9. Trabaje de cerca con cada ministerio y con cada líder. No deje que trabajen por ocurrencias. Desarrollen juntos un plan y pide resultados, pues, al fin y al cabo eres el responsable de este gran mar de asuntos. Escúchalos siempre y provéeles oportunidades para crecer, esto te hará crecer a ti.

10. No cortes el cordón umbilical. Sujétate a tu pastor general. Romanos 13 lo explica mejor que yo.

Sobre el autor
Marco A. Vega
es el director de Asociación Vida Proyectos, ministerio internacional dedicado a la capacitación y desarrollo integral del ministerio juvenil. Para conocer más acerca del ministerio Vida Proyectos visite su página web en www.vidaproyectos.com o escriba a info@vidaproyectos.com.

  • Enviar a un amigoEnviar a un amigo
  • printImprimir
7 Comentarios
Esther Burgos
Excelente.. siempre es bueno saber que hay personas que comparten nuestro amor por lo jovenes y la carga que tenemos para que conozcan de jesus..

Muchas Gracias Por sus consejos.

Anny y Jose Daniel Hernadez
Pastores de jovenes Republica Dominicana
Escrito el 14 Marzo, 2010
Héctor Santos Ponce
No estoy de acuerdo con este artículo. Si quieres ver reuniones exitosas, vidas cambiadas y transformadas por el poder del Espíritu Santo, debes de orar. Jesús se iba siempre aparte a orar y cosas grandes y milagrosas sucedian. No midas el éxito de tus reuniones en el número de jóvenes que asistan a la reunión. Si no en las vidas santas que Dios está formando. Prefiero tener a 5 jóvenes q... Leer mas »
Escrito el 06 Julio, 2010
Héctor Santos Ponce
Yo diría: \"Cualquier Pastor de Jóvenes que tenga un lugar de comunión con Dios tendrá éxito con sus muchachos\"
Escrito el 06 Julio, 2010
Gabriel Bello M
Estimado Hector, por gente que piensa como usted, la iglesia está como está, si usted es de los que creen que orar y esperar es suficiente, entonces nos queda claro por qué sólo tiene 5 jóvenes, es cierto que Jesius se iba a parte a orar pero no olvide que regresaba y a trabajar.
Los adolescentes y jovenes necesitan lideres creativos, dinamicos, con vision, y conectados con su padre ... Leer mas »
Escrito el 15 Septiembre, 2011
Héctor Santos Ponce
Nunca hablé de suficiencia, sino de lo más importante que no encontré en este artículo (la oración). Por eso la iglesia está como está: métodos, actividades, planificación, hagamos esto hagamos aquello para que los jóvenes vengan a nuestras iglesias etc. etc. Los adolescentes y jovenes lo que necesitan son líderes ejemplos de santidad, devoción, llenos del carácter de Cristo, lo demá... Leer mas »
Escrito el 15 Septiembre, 2011
David Lara
Hermano Héctor Santos Ponce, es bueno lo que dices acerca de orar, pero puedes orar toda una vida pero si no tomas accion y planificas bien las estrategias a usar para lograr el exito, sera poco el resultado que veras, leé Nehemías uno de los tantos líderes de acción que hay en la Palabra, por tu forma de expresarte veo mucha religion en ti y contienda, seguro me responderas este mensaje con ... Leer mas »
Escrito el 10 Octubre, 2011
Héctor Santos Ponce
David te remito a mi comentario anterior, que Dios nos de sabiduría a todos y vaya que la necesitamos.
Escrito el 04 Abril, 2013
Articulo
por David Anabalón
Articulo
por David Ferguson
Articulo
por Fausto Liriano
Articulo
por Mark Patin
Boletines y Revista en su e-mail GRATIS!

por Tony Evans
El destino de cada hombre, el sueño de cada mujer (Enfoque a la Familia)
Ministerio dedicado al fortaecimiento espiritual y personal de las familias en Puerto Rico y el mund...
Ministerio enfocado a la enseñanza de la Palabra de Dios y al evangelismo.
Literatura y Recursos para el Crecimiento Espiritual del Creyente y su Comunidad
Productora de radio y video. Video grabamos predicas dominicales, Aniversarios cualquier evento de s...
DesarrolloCristiano.com es un servicio de Desarrollo Crisitiano Internacional. Copyright 2008, todos los derechos reservados. Solicite mas informacion a info@desarrollocristiano.com