«¿Quién dice la gente que soy Yo?»

No debemos ser apresurados en nuestros juicios, precisamente por lo poco confiables que son nuestras percepciones.
Versículo: Mateo 16:13-28
«¿Quién dice la gente que soy Yo?»

«Al llegar Jesús a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre? Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías o alguno de los profetas».

No deja de asombrar el estilo didáctico que empleaba Jesús con sus discípulos, algo que hemos resaltado en varias ocasiones en esta serie de reflexiones. El pasaje sobre el cual meditaremos en estos días comienza con una curiosa pregunta para los discípulos: «¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre?» Señalo que la pregunta es curiosa porque se presenta en contraste con los métodos de enseñanza que predominan en nuestro medio.La identidad de Jesús parece tan obvia y fácil de discernir que nos resulta difícil entender por qué no lo captaban estas personas. ¿Acaso no hubiera sido más fácil simplemente llamar a los discípulos y decirles: «Tengo algo importante que anunciarles: yo soy el Cristo, el Hijo del Altísimo»? Jesús, sin embargo, optó por despertar en ellos los procesos de reflexión personal, los cuales son elementales para toda experiencia de aprendizaje. Siempre es más sabio que un alumno descubra por sí mismo una verdad, con la sabia dirección del maestro, que sencillamente enunciar esa verdad sin la participación del alumno. Lo que descubrimos por nosotros mismos usualmente queda grabado en nuestra memoria, pero lo que otros nos dicen rápidamente se olvida.

Utilizando de este principio, entonces, Jesús los lleva a meditar sobre Su propia identidad. El proceso comienza con una oportunidad de resumir las opiniones de las multitudes con las que se habían encontrado a diario. La respuesta de los discípulos unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías o alguno de los profetas revela al menos dos realidades. En primer lugar, no cabe duda de que los observadores cercanos del ministerio del Señor lo tenían en alta estima. Es notable que ninguna de las respuestas sugiere que es un lunático o un fanático religioso. Todas los personajes con quienes la gente lo asociaba eran figuras de un peso incalculable en la historia del pueblo de Israel, lo que revela claramente la autoridad y el impacto con que se movía Jesús. En segundo lugar, no podemos dejar de observar que existía una gran confusión en cuanto a Su identidad. Aunque todos coincidían en que, indudablemente, era un gran hombre de Dios, no podían arribar a un consenso acerca de su verdadera identidad.

Esta confusión revela los límites de nuestras capacidades. Para nosotros, muñidos de los relatos de los evangelios y dos mil años de historia eclesiástica, la identidad de Jesús parece tan obvia y fácil de discernir que nos resulta difícil entender por qué no lo captaban estas personas. No obstante, a menudo experimentamos la misma confusión cuando aparece alguna figura diferente en nuestro medio evangélico.

Los debates acerca de la legitimidad de su ministerio arrecian por todos lados. «¿Será de Dios este ministerio?» nos preguntamos una y otra vez. El pasaje de hoy nos invita a no ser apresurados en nuestros juicios, precisamente por lo poco confiables que son nuestras percepciones.

Jesús llevó la pregunta a un plano mas personal: «¿Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?» Si él se lo preguntara a usted, ¿qué respuesta daría?

©Copyright 2010, DesarolloCristiano.com. Todos los derechos reservados.
  • Enviar a un amigoEnviar a un amigo
  • printImprimir
4 Comentarios
ketty muñoz castro
me ha parecido interesant esta reflexion y comfieso que no me habia detenido a verlo de esta forma .estoy combencida que el es cien por ciento el salvador de este mundo. y que privilegio para nosotros quienes conocemos de el que podemos gozarnos en su presencia sin limites si asi lo preferimos. y que unque no lo veamos podemos sentirlo vivo en ntras vidas.
Escrito el 13 Mayo, 2010
Waldemar Torres
Buenos Dias!.. Soy Waldemar Torres, un estudiante de Arquitectura,en la ciudad de Resistencia-Chaco, tengo 21 años y estoy casado hace un año. Mi Esposa y yo vamos a \"La Iglesia De La Ciudad\" de los Pastores Cinalli. Queria comentar que si bien los dos venimos de cuna cristiana, yo deje de ir a la iglesia y de tener comunion con Dios hasta los 17 años..ahora recien estoy experimentando realme... Leer mas »
Escrito el 13 Mayo, 2010
Carlos Guillermo Galarza Del Bianco
Creo que lo mas convincente no es hechar la pelota, a otros responsables, y ser cada uno consientes, de que debemos darnos cuenta que antes de ser Siervos de Dios, somos hijos, y preguntarnos y hacer una mea culpa, antes de hablar de otros, si nosotros mismo \"conocemos \" verdaderamente a Dios, no solo de letra sino en vivencia...
Escrito el 13 Mayo, 2010
Jose
me parece realmente acertado este punto que se toca en esta reflexion,tampoco lo habia visto de esta manera, y bien podria verse asi y aplicarse, es decir, muchas veces dentro de nuestros ministerios es inevitable hacer valer mas nuestros gustos costumbres y prejuicios que son muy nuestros, es decir hay mucho de nuestra percepcion, de la cual estamos muy confiados y defendemos a rajatablas, .. e... Leer mas »
Escrito el 28 Mayo, 2011
Boletines y Revista en su e-mail GRATIS!

por Tony Evans
El destino de cada hombre, el sueño de cada mujer (Enfoque a la Familia)
Una iglesia cristiana para la familia con más de 12,000 miembros, fundada y pastoreada por el Dr. J...
Ministerio enfocado a la enseñanza de la Palabra de Dios y al evangelismo.
En USA, somos una universidad Teologica nuestra misiòn es sembrar la Palabra de Dios, en las cong...
Programa de Estudios Bíblico Teológicos para la Iglesia con base en los textos de SEAN...
DesarrolloCristiano.com es un servicio de Desarrollo Crisitiano Internacional. Copyright 2008, todos los derechos reservados. Solicite mas informacion a info@desarrollocristiano.com