La perla de gran valor

En la conversión el ser humano no tiene ningún rol protagónico, es Dios quien se mueve buscando al hombre.
Versículo: Mateo 13
La perla de gran valor
Como ya hemos visto en las anteriores parábolas, Cristo ilustró la misma verdad con historias similares. Al relato del hombre que encontró un tesoro en la tierra le añadió esta otra parábola: «También el reino de los cielos es semejante a un comerciante que busca buenas perlas, y al hallar una perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía y la compró.» (Mt 13.46). En la parábola anterior, el labrador encontró el tesoro escondido puramente por accidente. No obstante, entendió inmediatamente que había encontrado algo de tan gran valor que fue y vendió todo lo que poseía.

En la historia del comerciante de perlas Cristo apela, una vez más, a una figura que sería bien conocida por la mayoría de sus oyentes. Las perlas eran consideradas de gran valor en el Medio Oriente y existía un gran número de comerciantes que se dedicaban a la compra y venta de estas piezas. Detrás del reino se mueve un Dios que está buscando la forma de invitar al hombre a una comunión con él. El comerciante de perlas al que hace referencia la parábola seguramente era una persona que se dedicaba a la compra al por mayor. Hemos de entender, entonces, que este era un hombre acostumbrado a efectuar negocios en forma cautelosa, calculando cuidadosamente los riesgos y beneficios de cada transacción. No obstante, cuando encontró la perla preciosa, echó por la borda su habitual cautela y vendió todo lo que tenía para comprarla. A pesar de que era una persona conocedora de perlas, no salía del asombro por el descubrimiento que había hecho.

De este modo se perfilan dos clases de personas que ingresan al reino. El campesino representa a aquellas personas que encuentran el reino sin estar buscándolo. Probablemente no tienen siquiera conocimiento de su existencia. No obstante, cuando se les presenta la oportunidad de acceder a ella, la toman gozosamente. El comerciante de perlas podría representar a la persona que se ha abocado al cultivo de una sensibilidad a las cosas espirituales. Posee un interés en entablar una relación con Dios, mas su propia ceguera no le permite encaminar su vida por el camino correcto.

Hemos de notar que en ambos casos las dos personas encuentran el tesoro de gran valor sin estar buscándolo. El campesino, por supuesto, ni siquiera soñaba de la existencia de algo enterrado en la tierra. El comerciante de perlas había dedicado su vida a buscar perlas, pero no sabía de la existencia de esta perla de gran valor. La encontró sin estar buscándola. Estas dos situaciones ponen de manifiesto que el reino no es algo que podamos encontrar por nuestros propios medios, a pesar de que nuestros testimonios frecuentemente le otorgan al ser humano un rol protagónico en la conversión. Es más acertado decir que el reino se nos presenta en forma sorpresiva, porque detrás del reino se mueve un Dios que está buscando la forma de invitar al hombre a una relación de comunión e intimidad con él.

El único mérito que tienen el campesino y el comerciante de perlas es que supieron aprovechar bien la situación inesperada que se les presentó. Somos, por siempre, personas que reaccionamos a las iniciativas de Dios, lo que indica que nuestra vida total está envuelta en un manto de gracia.
Producido y editado por Desarrollo Cristiano Internacional para DesarrolloCristiano.com. Copyright ©2010 por Desarrollo Cristiano, todos los derechos reservados.
  • Enviar a un amigoEnviar a un amigo
  • printImprimir
6 Comentarios
Santiago Pinto
Somos hijos de un Padre que anhela estar cerca de nosotros. ¿Por qué entonces nos empeñamos en estar lejos...?
Escrito el 07 Abril, 2010
Tony Klusacek
Muy buena reflexión. Saludos y Bendiciones.
Escrito el 06 Agosto, 2010
Impresionante reflexión, Es como si me la hubieran sacado de la cabeza, es realmente gracioso y divino a la vez por el hecho de que Nuestro Gran Dios siempre toca las puertas de nuestros corazones y nos muestra su amor a través de su palabra y de cuanto quiere que le sigamos, que dejemos todo y le sigamos...
Escrito el 10 Agosto, 2010
Ruben Luis Passera
el hombre sin Jesucristo solamente es polvo nada tenemos ni nada somos sin El en nuestro corazon ni siquiera tiene sentido la vida sin Jesucristo no hay proposito que valga si no es en El y por El
Escrito el 16 Agosto, 2011
John
El amor de Dios es maravilloso, su amor es muy paciente con cada uno de nosotros.
Escrito el 19 Julio, 2012
alicia susana carreras
Nuestro Amado, siempre, siempre toma la delantera. Nada lo toma por sorpresa sobre nuestra vida. Desde un principio, nos amó y tuvo planes para nuestras vidas. Su Gracia es desde y hasta la eternidad. Bendito seas Señor.
Escrito el 20 Octubre, 2013
Boletines y Revista en su e-mail GRATIS!

por Tony Evans
El destino de cada hombre, el sueño de cada mujer (Enfoque a la Familia)
Comentario: Casa Nazarena de Publicaciones (CNP) es la editorial de la Iglesia del Nazareno en el id...
Iglesia Pentecostal independiente.
Literatura y Recursos para el Crecimiento Espiritual del Creyente y su Comunidad
Creamos elementos para la danza- vestuario de danza, banderas, lluvias, mantos, cintas, y tambien es...
DesarrolloCristiano.com es un servicio de Desarrollo Crisitiano Internacional. Copyright 2008, todos los derechos reservados. Solicite mas informacion a info@desarrollocristiano.com