Lo valioso del dominio propio

Todo líder debe tener dominio propio para saber tomar las medidas necesarias.
Versículo: Proverbios 25:28
Lo valioso del dominio propio

La defensa de una ciudad no era un asunto que simplemente le agregaba una cuota adicional de seguridad a sus habitantes. En los tiempos del rey Salomón, era una cuestión de vida o muerte pues, según la práctica de la época, las batallas y guerras entre los pueblos frecuentemente incluían el subyugar a las poblaciones mediante el saqueo de sus ciudades. En las ciudades se encontraban los centros de administración, comercio y distribución de alimentos. Los pobladores sabían también que podían encontrar en las ciudades el socorro y la protección que necesitaban frente a avances de un enemigo.Tener dominio propio es saber tomar las medidas necesarias para cuidar y proteger los recursos que hemos recibido del Señor. Típicamente una ciudad estaba rodeada de un muro. Los muros muchas veces tenían hasta siete metros de ancho y diez metros de altura. En la base del muro, se colocaban terraplenes inclinados, rellenos con pedregullo para dificultar los intentos de escalarlos. El terraplén, en algunos casos, terminaba en una fosa que imposibilitaba el cruce de los ejércitos que buscaban acercarse hasta los muros. Las ciudades tenían pocas entradas y estas estaban construidas con elaborados diseños que impedían el paso de grandes cantidades de personas a la misma vez. Sobre los muros existían aberturas desde la cual el ejército defensor podía herir a los atacantes con flechas y otros mísiles. A la misma vez, los muros contenían torres donde se concentraban mayor cantidad de soldados para la defensa de puntos estratégicos. Algunos historiadores afirman que una ciudad construida de esta manera podía, en ocasiones, resistirse durante años a un estado de sitio.
¿Cuál era el propósito de esta defensa? Evitar que el ejército atacante entrara en la ciudad y arrasara con todo lo que encontrara en el camino. Una vez tomada una ciudad, sus edificios eran destruidos, sus habitantes eran tomados prisioneros y sus pertenencias pasaban a ser parte del botín de guerra del ejército conquistador. Como ciudad dejaba de tener utilidad alguna.Así, dice el autor de proverbios, es el hombre que carece de dominio propio. Piense en la persona que no sabe callarse. Vive rodeado de pleitos y controversias, y se enreda en todo tipo de dificultades, porque no sabe guardar silencio en el momento oportuno. Piense en la persona que no sabe decirle que no a los pedidos que otros le hacen. Pierde control de su propia vida y se pasa el tiempo tratando de satisfacer las demandas de todos los que se le cruzan por el camino. Piense en la persona que no sabe disciplinarse en la comida. Pierde su buen estado de salud y comienza a adquirir un peso en desproporción a su estatura, adquiriendo todas las complicaciones propias del obeso. Piense en la persona que no puede resistirse a las seductoras invitaciones del pecado. Pierde su santidad y se hunde en todo tipo de práctica que debilitan profundamente su vida espiritual.
Para pensar:
Tener dominio propio es saber tomar las medidas necesarias para cuidar y proteger los recursos que hemos recibido del Señor. Es poseer la disciplina para resistirse a los impulsos naturales de la carne. Es una decisión que, en el momento parece innecesaria, pero que produce un fruto precioso en el futuro. Todo líder debe ser ejercitado en el dominio propio.
 

Producido y editado por Desarrollo Cristiano Internacional para DesarrolloCristiano.com. Copyright ©2003-2010 por Desarrollo Cristiano, todos los derechos reservados.
  • Enviar a un amigoEnviar a un amigo
  • printImprimir
3 Comentarios
jorge
Que buena comparación de la muralla con el dominio propio, si no se tiene es imposible proteger todo lo precioso que Dios ha dado a nuestra vida, incluyendo por su puesto nuestra relación con él... debemos construir día a día esa sólida muralla porque de otra forma no podremos crecer, por el contrario se perderían las bendiciones que ya se nos han dado...
Escrito el 07 Enero, 2010
Luis Felipe Batres Orozco.
Luis Batres (LUBA). Magnifico tema. Por falta de dominio propio muchos ministerios se han ido a pique. El líder Moisés no pudo entrar a la tierra prometida por falta de dominio propio; de igual manera, muchos líderes cristianos han fracaso y se han echado a perder buenos programas, por falta de dominio propio. Gracias por tratar estos temas que son de mucha importancia para el ministerio pastor... Leer mas »
Escrito el 24 Marzo, 2012
Luis Felipe Batres Orozco.
Luis Batres (LUBA). Eclesiastés 10:1 dice: \"Las moscas muertas hacen heder y dar mal olor al perfume del perfumista; así una pequeña locura, al que es estimado como sabio y honorable\". Por falta de dominio propio se cometen muchas locuras ministeriales, y esto acarrea grandes males a la obra del Señor. Debemos suplicar a Dios que nos ayude a tener y manifestar dominio propio en nuestra vida... Leer mas »
Escrito el 24 Marzo, 2012
Articulo
por Miguel Angel de Marco
Articulo
por Fausto Liriano
Articulo
por John C. Ortberg Jr.
Articulo
por Mark Patin
Boletines y Revista en su e-mail GRATIS!

por Tony Evans
El destino de cada hombre, el sueño de cada mujer (Enfoque a la Familia)
Editorial JUCUM es parte de la organización Juventud con una Misión. Organismo de caracter interde...
Programa de Estudios Bíblico Teológicos para la Iglesia con base en los textos de SEAN...
La Escuela Teologica de Liderazgo (ETL) fue fundada por el Dr. Luis A. Nazario en Bayamón, Puerto...
Una iglesia paternal Con el proposito de reunir a la familia de cristo \"una gran familia en Di...
DesarrolloCristiano.com es un servicio de Desarrollo Crisitiano Internacional. Copyright 2008, todos los derechos reservados. Solicite mas informacion a info@desarrollocristiano.com