Antes de que Dios intervenga en la vida de una persona la desafía a considerar una pregunta clave a favor de su restauración.